Web Analytics Made Easy - Statcounter
Álex Márquez

Álex Márquez, que está viviendo una de sus temporadas más complicadas, hacia oficial durante el Gran Premio de Holanda su fichaje por el Gresini Racing para la temporada que viene.

La situación en Honda no parece estar atravesando su mejor momento, la falta de resultados y una Honda indomable está dando más de un quebradero de cabeza a los pilotos de la escudería nipona. Uno de los pilotos que peor está viviendo esta vorágine es Álex Márquez. Desde su llegada a la categoría reina, los resultados han sido dispares, sin embargo, la complicada situación que atraviesan en la actualidad es como un pozo sin fondo para el catalán. Por ello, en el pasado Gran Premio de Holanda, Álex confirmaba su fichaje por el Gresini Racing la próxima temporada.

Un nuevo reto que afronta con alivio y optimismo, y que llega en un momento clave de su trayectoria. “Hablar sin probar una moto no me gusta, es verdad que muchos pilotos han sido muy rápidos con esa moto y que seguramente se adapta a muchos estilos de pilotaje. Cuando la pruebe veré el potencial que tiene pero sobre el papel… Por eso cogí la oportunidad, creo en el proyecto, en el equipo y en la moto“.

Un cambio llega como un soplo de aire fresco

Publicidad

Lo cierto es que para Álex Márquez un cambio era fundamental. Desde su llegada a la categoría reina, Márquez ha compartido sus inicios con Honda, sin embargo, tal y como expresaba el catalán, el momento que atraviesa actualmente Honda ha acelerado el cambio. “Honda es una fábrica que ha perdido un poco el rumbo, pero si una fábrica puede reaccionar esa es Honda. Yo mentalmente y personalmente necesitaba un cambio, ir creciendo, y esta es la opción que he tomado“.

La mejora del resto de fábricas ha tapado el desarrollo de las marcas japonesas. Aprilia y Ducati, especialmente, han dado un paso adelante en desarrollo dejando atrás a las grandes dominadoras de los últimos años, Honda y Yamaha. “Creo que las fábricas europeas han cambiado la categoría, tanto KTM, como Ducati y Aprilia han cambiado el sistema de evolucionar, de trabajar dentro de un equipo. Y el tiempo de reacción es más rápido, eso hace que en el mundo que vivimos ahora mismo donde todo está tan apretado, marque la diferencia“.

El apoyo de su entorno

Por ello, la opción de su fichaje por el Gresini Racing ha sido como un soplo de aire fresco. “Yo tenía la opción de Ducati, hablé con Lucio (Cecchinello n.e) y le dije que no me veía, le dije: ‘No sé si estaré en casa o donde, pero no me veo. Necesito un cambio’. Mentalmente ha sido una mitad de temporada, también el año pasado dura, donde hemos tenido unos altos, pero pocos y necesitaba un cambio, seguir creciendo como piloto y como persona“.

Publicidad

El catalán, además, cuenta con uno de sus apoyos fundamentales en este cambio, su hermano. “Él me preguntó qué quería yo, si me veía en Honda, si no me veía. Yo le dije que necesitaba un cambio y cuando la decisión la tomé yo, él me apoyó. A veces está claro que dudas de tí mismo, valdré o no valdré. Y que mejor manera que tener una Ducati, y si el año que viene no salen las cosas como tienen que salir, seré el primero que diré: ‘no sirvo’. Creo que en el 2020 demostré que tengo el nivel de estar en MotoGP y, por eso, soy doble campeón del mundo. Al final hay que demostrarlo en pista y por eso he apostado por ese proyecto“.

Foto: Jose Carlos Jimenez (Piel de Asfalto)

¡Las Noticias Vuelan!

Suscríbete a nuestra Newsletter para recibir todas las novedades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Las Noticias Vuelan!

Suscríbete a nuestra Newsletter para recibir todas las novedades.