Pol Espargaró y su “Never give up”

Tres años han pasado desde que la marca austriaca de KTM llegase de nuevo a la parrilla de MotoGP. Con mucho trabajo por hacer, la marca de Pit Beirer decidía apostar por un caballo joven, un piloto campeón pero cuyo potencial aún podía explotarse y en el que confiaron para, en conjunto, llevar a la escudería naranja a lo más alto.

Durante tres años se han ido sucediendo los malos resultados, las decepciones, las lesiones, los días en los que uno se plantea si debe seguir luchando. Sin embargo, en la cabeza seguía intacto un mismo pensamiento “Never give up“.

Cuando todo estaba perdido y todo se tornaba cada vez más negro, el trabajo daba sus frutos en forma de podio, bajo la lluvia de Valencia. Un resultado que hacía presagiar que lo bueno se acercaba, que toda la lucha había valido la pena.

“Never give up” ha sido la frase que se repetía una y otra vez. Y es que, como alguien dijo una vez, un ganador es un soñador que nunca se rinde y Pol Espargaró nunca ha dejado de soñar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s